Niveles en la elaboración de cerveza artesanal

Hace unas cuantas semanas me he aventurado en el mundo de la elaboración de cerveza artesanal. Todavía no he recogido los frutos de mi trabajo, aún faltan unas semanas para que mi Indian Pale Ale este lista. Mientras tanto para liberarme de la impaciencia y las prisas voy a empezar a hablaros de por ahora mis básicos conocimientos sobre la materia.

Comenzaré por los diferentes nivel de dificultad que os encontrareis a la hora de elaborar vuestra propia cerveza. Hay tres niveles:
  • Kits de cerveza: es el nivel más sencillo donde se parte de mosto deshidratado en forma de jarabe y solo se debe añadir agua y levadura. Es un proceso que solo os llevará media hora de vuestro tiempo, claro está sin contar la espera de la fermentación y maduración. Además de no necesitar un gran equipo para su elaboración. Con un fermentador, un densímetro y termómetro para controlar la fermentación y unas botellas para guardarla es lo justo y necesario. Los inconvenientes de este proceso son que apenas tenéis control sobre el resultado final ya que tenéis muy poco margen para variar la receta.
  • Extractos de malta: se parte con extracto de malta (polvo o jarabe), lúpulo y levadura. Este nivel es más complejo ya que empiezas a diseñar tu propias recetas e intervienes en más etapas en la elaboración de la cerveza (cocción, lupulización y enfriado) a parte de las señalas en el nivel anterior. Tampoco se necesita más equipo que en los kits de cerveza únicamente un recipiente donde cocer el mosto que bien puede servir una olla grande. Y no ocupará demasiado tiempo, unas 4 horas aproximadamente.
  • Todo grano: el nivel más difícil y exigente, partimos ya de los ingredientes más básicos en la elaboración de la cerveza: maltas bases, cereales adicionales, especias o frutas, lúpulo y levadura. Si a esto le añadimos el que intervenimos en todos los procesos de elaboración de la cerveza (macerado, aspersión, cocción, lupulización, enfriado, fermentación y maduración) ya tenemos un control total sobre el resultado final. Pero esto conlleva el necesitar un equipo más amplio y una mayor inversión. Todo el proceso hasta la fermentación os llevará una tarde entera.
Son a grandes rasgos los tres niveles de dificultad. Yo empece por el nivel intermedio y la verdad es que es una experiencia bonita e ilusionante. Os recomiendo encarecidamente que os sumerjáis en este mundo.

1 comentarios:

Nuria Castillo on 11 de julio de 2016, 14:03 dijo...

Yo siento curiosidad sobre la elaboración de cerveza desde hace un tiempo. No sabía que había tres niveles de dicultad. Creo que empezaré por el más básico, el del kit de cerveza ^^

Publicar un comentario

 

Malta Nostrum Copyright© 2009

Creative Commons License