La deuda de Heineken, obstáculo para el acuerdo con Femsa

Por Maarten van Tartwijk

AMSTERDAM—Femsa Cerveza llegó en el momento menos adecuado para Heineken NV.

A principios de este mes, la mexicana Fomento Económico Mexicano SAB, o Femsa, dijo que estaba en conversaciones con potenciales socios para explorar oportunidades para su negocio de cerveza, Femsa Cerveza, y añadió que "no hay certeza de que estas discusiones llevarán a un acuerdo definitivo". Heineken es una de esas empresas, junto a la británica SABMiller PLC.

Heineken se encuentra bajo presión para ir más allá de su estrategia central de vender cervezas de calidad en Europa Occidental y Estados Unidos, donde se prevé que el consumo sea estable o incluso decline. Analistas dicen que sería mejor expandirse a mercados en crecimiento como Latinoamérica y Asia. Pero mientras rivales como Anheuser-Busch Inbev y SABMiller han expandido con fuerza su presencia en los mercados emergentes, Heineken, la tercera cervecera del mundo por volumen de ventas, se ha rezagado.

La empresa ha limitado su entrada a los mercados en desarrollo a una serie de posiciones de liderazgo en África, particularmente en Nigeria. Heineken también tiene algunas operaciones en la región de Asia y el Pacífico, que incluyen una participación minoritaria en la mayor cervecera de India, United Breweries. Pero estas posiciones son relativamente pequeñas en comparación a la exposición de la empresa en Europa, donde genera cerca de 80% de sus ingresos.

La adquisición de partes de Scottish & Newcastle Ltd. por parte de Heineken el año pasado, en un acuerdo de US$15.510 millones junto a la danesa Carlsberg A/S, extendió su enfoque tradicional en cervezas de Europa y EE.UU. Esto de momento ha demostrado resultados pobres, a la vez que ha reducido su capacidad de lograr acuerdos al cargar a la empresa con deuda. En la primera mitad de este año, la compañía logró compensar la caída en el volumen recortando costos y aumentando precios.

Eso hace que Femsa Cerveza sea una compra atractiva, pero también difícil para Heineken. Femsa Cerveza daría a Heineken acceso al mercado cervecero mexicano, altamente rentable, y la totalidad de Kaiser, una cervecera brasileña en la que la empresa holandesa ya posee una participación de 17%. Heineken ya colabora con la cervecera mexicana en EE.UU., donde tiene un contrato exclusivo para importar, distribuir y vender productos Femsa.

Las cerveceras en todo el mundo se han estado consolidado rápidamente y Femsa es una de las pocas grandes compañías que quedan que podrían darle a Heineken un acceso fácil al crecimiento en los mercados en desarrollo. El mercado de cerveza en América Latina se incrementaría 2% entre 2008 y 2010, según cifras de Canadean Ltd., una firma de investigación de bebidas.

"Perder a Femsa cerraría una de las opciones más obvias para que [Heineken] diversifique más allá de Europa y su débil crecimiento", dijo el analista de Sanford Bernstein Trevor Stirling en un reciente reporte.

La carga de deuda proveniente del acuerdo con Scottish & Newcastle es una barrera para hacer una oferta financiada totalmemente con deuda. Sin embargo, cualquier acuerdo probablemente será financiado con acciones en vez de efectivo, dijo una fuente al tanto, lo que significa que los dueños de Femsa mantendrían una participación en el negocio. Pero si Heineken emite acciones para quedarse con Femsa, podría diluir la participación mayoritaria que posee de manera indirecta la familia Heineken y de la que probablemente no se quiere deshacer.

La familia Heineken controla la empresa a través de una participación de 58% en Heineken Holding NV, que a su vez posee un 50,01% de la cervecera.

No obstante, la familia tiene varias opciones para emitir nuevas acciones y mantener el control, dicen los analistas. Gerard Rijk, analista de ING indica que la familia podría recortar su participación en el holding a cerca de 50%, permitiendo que los dueños de Femsa adquieran el 8%.

Stirling sugiere que la familia Heineken establezca una nueva entidad accionaria, que tendría una participación mayoritaria en la compañía y en la que tanto como Femsa como el holding de Heineken pueden unir sus acciones. Hay un precedente para tal estructura. Una similar fue establecida después de la fusión en 2004 de la belga Interbrew y la brasileña AmBev, en la que los dueños de Interbrew mantuvieron una participación mayoritaria.

Mientras tanto, Heineken enfrenta una dura competencia por parte de SABMiller, que está en una mejor posición para adquirir Femsa Cerveza, debido a su balance más sólido y su amplia presencia en Latinoamérica, dijo Rijk. SABMiller optó por no comentar al respecto.

Heineken se abstuvo de comentar sobre una posible oferta por Femsa Cerveza. En su sitio Web, la compañía dice que apunta a reducir su dependencia de mercados maduros adquiriendo nuevos negocios en mercados emergentes.

Fuente: The Wall Street Journal

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Malta Nostrum Copyright© 2009

Creative Commons License